El pasado 22 de noviembre tuvimos el gusto de poder celebrar acción de gracias junto a nuestros amigos de Jim Beam de la mejor forma posible: con buena música. Ese día fue el turno de Amatria y pudimos verle en todo su esplendor. El joven pudo verse rodeado de cientos de fans que no dejaron un solo tema sin bailar y cantar tanto que a veces costaba escuchar a Joni.

            El manchego nos presentó su último disco ‘Algarabía’ pero sin dejar de lado otros grandes éxitos de su repertorio anterior. A la cita no podía faltar Delaporte, el dúo que está revolucionando el panorama de la electrónica española con el que Amatria ha lanzado su último gran pelotazo ‘Alud’ que lo está petando fuerte desde su lanzamiento.

            Más de hora y media en la que el grupo no paró de dar zapatilla a los allí congregados y donde pudimos ver al grupo en su estado más puro, incluso bajando a bailar con el público y subiendo a su madre al escenario para cantar.

            Pero Jim Beam nos reservaba lo mejor para el último día. El 27 pudimos disfrutar en la capital de los británicos Morcheeba, grupo que ha marcado la banda sonora de la adolescencia de muchos. Presentando su último disco ‘Blaze Away’ ponían punto final a su silencio de 5 años.  La banda  lleva en la industria musical más de 20 años y no siempre exentos de polémica. En el 2003 la cantante Skye Edwards dejaba el grupo y buscaron una cantante sustituta que tuvo que hacer frente a numerosas críticas del público y crítica.

            En el 2009 Skye retornó al grupo volviendo a posicionarlo en lo más alto de nuevo. Bajo la etiqueta de trip hop primero y ahora llamado downtempo hicieron gala en la capital del fluir de sus letras y su impresionante, y carísima, puesta en escena. Desde que comenzaron los primeros acordes de ‘Never Undo’ y Skye apareció en el escenario bajo su gran sombrero negro y ese halo de misticismo y elegancia, no pudimos despegar nuestros ojos de ella.

Olvidando el repertorio de la banda correspondiente a la anterior cantante el grupo hizo bailar a los fans que abarrotaban La Riviera con sus mejores canciones, incluyendo su versión de ‘Let’s Dance’ de Bowie que convierte cualquier espacio en una fiesta. Y reservándose el mejor tema para el bis tocaron el esperadísimo ‘Rome wasn’t built in a Day’, canción que les dio a conocer en España y el motivo de muchos para estar allí.

Hemos disfrutado como enanos de esta edición de #MadTownDaysbyJimBeam y no dejamos de pensar qué será lo próximo con lo que nos sorprenderá la marca americana de bourbon. Esperaremos impacientes pero tenemos claro que se superarán y que allí estaremos para disfrutar de la música  y brindar con un buen combinado de  Jim Beam.

VOLVER A SOY BARBUDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *