Es una pena, o no, depende de para quién.

En los premios con más caché sea el ámbito del cine, de la música o de encaje de bolillos, cada vez importa menos quién sea el ganador o ganadora, lo que más impacto y difusión consigue tener son aquellos invitados o nominados que más dan la nota con sus formas de acudir a estas citas. En los Grammys 2018 volvió a ser protagonista la forma en muchos casos ridícula de vestirse de muchos artistas y celebridades.

Y nosotros nos hacemos también eco de ello! Por que Bruno Mars se llevó para casa seis premios gracias a “24K Magic” (mejor álbum general y de R&B), su tema homónimo “24K Magic” (mejor grabación) y el pegadizo “That’s what I like” (mejor canción general y de R&B, y mejor actuación de R&B).

Mars y compañía con los Grammys en la saca. (Andrew Kelly / Reuters)

Venga, vayamos a lo que más morbo y más protagonismo se lleva, sin ganar absolutamente nada de nada.

JADEN SMITH. Ser rapero o inventarte un vestuario “A mordiscos”.

ELTON JOHN. No hay nada que debiera sorprendernos con Elton… ¡PUES SI!

THYLER, THE CREATOR. Recién llegado de Moscú de Party con Vladimir… eso sí que mis Converse no me falten.

HEIDI KLUM. O se ha equivocado de hora o se ha inspirado en nuestra Pedroche.

En definitiva, queridos barbudos, queridas barbudas, lo importante es participar. Si das la nota con tu forma de vestir mucho mejor, así podrán hablar de ti el día siguiente en que Bruno Mars siguiera escribiendo un auténtico legado de éxitos en ésta, la música del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *