Vigués de nacimiento, comenzó en la profesión de barbero a los dieciocho años de edad.

El amor a la profesión motivada por la tradición familiar en el oficio, su abuelo también era barbero, sumado por una vocación enorme hacia la barbería ha conseguido estar considerado como uno de los mejores barberos del mundo.

Iván ha recorrido Europa formándose y formando, aprendiendo y enseñando en cada barbería que encontraba a su paso, barberías de mucho calado internacional y también reconocidas internacionalmente como New York Barbershop en la ciudad holandesa de Rotterdam.

Tras varios años fuera de casa ha decidido volver abriendo en su ciudad natal una de las que probablemente sea de las mejores barberías de España en pocos meses, la barbería Shave The Sailor. Bonito nombre para una barbería gallega, tierra de mar y de marineros.

Fotografía de Carlos Negrín, fue portada de Soy Barbudo en Diciembre.

Sabemos que para ti la barbería es vocación, pero…  ¿En qué momento decidiste dedicarte a este bonito y milenario oficio?

– Recuerdo que cuando yo era niño, me encantaba pasarme todas las tardes en la barbería de mi abuelo. Allí, mientras yo empezaba a leer mis primeros comics, no podía evitar quedarme fascinado viendo a mi abuelo trabajar y escuchando como contaba batallitas a todos los clientes. En ese ambiente cercano y familiar, típico de una barbería de barrio, donde todo el mundo se conoce.

Así que, obviamente, no tardé mucho en darme cuenta de que yo también quería ser barbero como mi abuelo. Al poco tiempo ya estaba barriendo pelo y lavando cabezas.

Se puede decir que ser barbero me viene de pura cepa jajajja.  Lo cierto es que encontré mi vocación, no hay nada mejor para hacer bien tu trabajo que hacer lo que más te gusta

 Después de tan larga trayectoria y de ser considerado como uno de los mejores barberos del mundo ¿Sigues motivado? ¿Qué te motiva a levantarte de nuevo cada día y seguir afeitando?

Agradezco el cumplido! Pero no me considero uno de los mejores barberos del mundo! He tenido la suerte de obtener algo de reconocimiento gracias a los años que he pasado en la New York Barbershop, es cierto, pero no por ser el mejor. Conozco buenísimos profesionales que me hacen sentir novato cada vez que comparto escenario con ellos.

En cuanto a la motivación, me encanta mi trabajo, me motiva trabajar con personas, hablar con ellos, escuchar cómo están, darles mi punto de vista y ayudarles a encontrar el corte de pelo que más les guste. Creo que tocar el cabello de una persona es algo muy íntimo, sólo las personas más cercanas a tí y tu barbero te tocarán el cabello en tu vida, eso requiere de respeto, de entablar una relación de confianza y además debe ser mútuo!

Cada día me levanto con ganas de aprender algo nuevo y mejorar, lo hago por ofrecer la mejor versión de mi mismo a las personas que se sientan en mi sillón y depositan su confianza en mis manos, es lo mínimo que les debo. Me enseñaron que sólo desde la humildad se puede aprender, si te crees mejor que alguien…eso ya no sucederá. No hay nada peor que morir creyendo que lo aprendiste todo.

¿Qué es lo que más te gusta de ser barbero? ¿Y lo que menos?

Quizás me repita… pero es que me encanta trabajar con la gente, el trato cercano con el cliente, ese sentimiento cuando un cliente queda satisfecho no sólo por tu buen trabajo, si no por el trato y la experiencia recibida. En cuanto a lo peor… A parte de todos los pelos que se te clavan en las manos? Jajajajaja Para mí lo peor es que no se valore nuestro trabajo y el servicio que ofrecemos, no es sólo un corte! Es una experiencia. Este es un arte que requiere de mucha pericia manual y, a veces, no se valora cómo se merece,

Trabajaste en una de las mejores barberías del mundo, New York Barbershop en Rotterdam ¿Por qué te vas de allí, necesitabas continuar tu camino? ¿Seguir creciendo o crear tu propio camino? ¿Por qué el retorno? Nosotros, conste, estamos encantados.

Mi retorno se debe a muchas cosas, mi mujer y yo tuvimos un hijo y volver a casa, criarlo al calor de un hogar cerca de nuestras familias fue un paso muy natural. Por otro lado ella lleva años queriendo montar una barbería y juntos hemos creado Shave the Sailor. Vigo aún tiene mucho que aportar al panorama barbero y nosotros hemos querido poner nuestro granito de arena. Algo nuevo, un nuevo concepto de barbería por y para el hombre que esperamos triunfe no sólo a nivel nacional.

Iván Rodríguez trabajando en The New York Barbershop de Róterdam

Después de un Tour por toda Europa colaborando en las mejores barberías de cada país. ¿Qué te ha aportado este viaje?

Ha sido una experiencia maravillosa, he podido ver y trabajar con compañeros de otros ciudades y países, he podido observar de cerca otros puntos de vista, otros estilos y barberías que en España no se encuentran. No sólo me ha dado experiencia cómo profesional, a nivel personal, este viaje me ha dado amigos que guardo siempre en mi corazón, experiencias que me han hecho crecer y me han ayudado incluso a ser mejor marido y padre. Fue un viaje en solitario y unos meses alejado de mi familia, fueron muy duros. Pero han valido la pena.

Nuevos horizontes, vuelta a casa, Vigo. ¿Qué es para ti volver a la ciudad que te vio crecer, la ciudad donde aprendiste tus primeras nociones de barbería, la tierra de tu gente, el lugar en donde veías a tu abuelo trabajar como barbero?.

Para mí es muy especial y muy bonito estar aquí. Primero, porque me encantan las ciudades con mar, como Gallego, creo que el mar va en nuestro ADN, por eso lo de Shave the Sailor. Segundo, porque después de tantos años fuera, retornar al lugar donde todo empezó tiene una fuerza increíble.

Algo que me quedo de esta nueva etapa es también el nivel de compañerismo y el apoyo que estamos recibiendo por parte de las barberías que llevan haciendo buena barbería en Vigo desde hace muchos más años que los que tiene este boom barbero. Me siento muy orgulloso de compartir raíces con grandes profesionales como Simón Puga, Arlindo. Pucho peluqueros ha hecho mucho por la barbería viguesa! Jajajaja. Que todos los días, antes de trabajar, compartan un café barberos de un mismo barrio, eso es una lección que debería aprenderse en muchas ciudades del país. Lejos de ser competencia…son compañeros, y eso me gustaría poder transmitirlo. Formar parte de ello es un auténtico honor.

¿Qué diferencias puedes haber entre el cliente holandés o centro europeo con un cliente de Vigo, con un cliente español?.

Creo que la principal diferencia es que en Holanda se valora mucho el trabajo manual y artesanal. Por lo tanto la barbería es considerada una artesanía y el barbero, como tal, un artesano. Valoran mucho un corte de pelo de alta calidad y un excelente trato al cliente, allí el servicio (sea cual sea) es considerado un lujo y por ello lo pagan.

En España la barbería todavía no alcanza esa consideración. Aquí el servicio está más cerca de ser considerado una obligación a ser considerado un lujo. Si que es cierto que en los últimos años, con la irrupción de savia nueva de nuevos barberos y el resurgir de los que ya estaban, esta tendencia está cambiando. Cada vez más, los clientes, aprecian y valoran un buen corte de pelo acompañado de una buena atención.

A parte de ser barbero, realizas formaciones a barberos que empiezan o que llevan varios años ejerciendo en la profesión, ¿También aprendes en esas formaciones algo?

Claro que sí. Lo que más me gusta de estas formaciones es ver la ilusión de mis compañeros por aprender, el amor a la profesión, no importa que estén empezando o lleven años trabajando, siguen queriendo aprender, mejorar y compartir el conocimiento y experiencias. Y esta es una de las muchas lecciones maravillosas que me llevo de todas las formaciones. Lo que decía antes…si no te crees mejor que nadie, aprendes de todo el que te rodea!

Se puede ver que eres barbudo, un hombre auténtico de los pies a la cabeza. Sobre la barba, ¿Qué opinas? ¿Moda, estilo de vida? ¿Qué significa para ti la barba?

Forma parte de mi, es algo identitario incluso. La gente me reconcoce por mi barba y una vez al año me afeito por mi madre, jajajaja, pero ya no soy el mismo sin ella. Es cierto que no he llevado barba toda la vida, pero mi piel agradece que ya no me afeite con frecuencia.

El que se haya roto el taboo de la barba nos ha beneficiado al hombre en general, ya que con un buen asesoramiento podemos potenciar los mejores rasgos de nuestros clientes y disimular inperfecciones.

La moda guiará un poco la tendencia en el largo, en las líneas más marcadas o naturales… pero a nivel histórico lo que ha ocurrido realmente es que la obligatoriedad de afeitarse a muerto, por lo que tenemos el permiso de la sociedad para volver a jugar con nuestro pelo facial.

¿Existe la barba perfecta? ¿Y el corte de pelo perfecto?

No, pero sí creo que cada persona tiene un corte o una barba más acorde a su estilo, a su forma de ser, y con la que él se va a sentir perfecto, y eso es lo que busco.

Eres uno de los mejores barberos, ¿Crees que la barbería y los barberos en concreto cobran lo que deberían en España? En ocasiones veo carteles por la calle de 8€ corte de pelo y de 10€ corte más arreglo de barba ¿Se está regalando el trabajo? ¿La gente no valora suficientemente vuestra labor?

De nuevo, gracias por la parte que me toca…jajaja No me gusta entrar en polémicas y el precio siempre duele, pues de alguna manera se relaciona el importe con el valor económico y en la mayoría de ocasiones eso no ocurre. En España hay barberos increíbles cobrando 8 euros y barberos mediocres cobrando 23, pero de nuevo hay un problema que casi tiene más relación con la falta de cultura empresarial que con la calidad técnica.

Tendemos a creer que lo más importante es la calidad técnica, y para nosotros como profesionales lo es, pero el cliente de la calle no tiene cultura de barbería y apenas pueden discernir entre la calidad de un barbero y otro. Su ojo no está educado como el nuestro por lo tanto ellos valoran mucho más otros detalles que tienen que ver con la atención y el trato que reciben.

De alguna manera, el trabajo del sector en España, está ayudando a un cambio en la percepción social y eso se nota. En nuestro caso el salto de precio que vamos a hacer, el traer lo aprendido en Europa, esperamos que ayude a esa labor.

A parte de dirigir tu propia barbería, ¿seguirás impartiendo formaciones por España?

Aquí tengo la suerte de tener a Érika, es ella quien ha tomado la batuta de lo que no se ve para que yo pueda potenciar al máximo en la parte más visible de nuestro negocio, entre los dos hacemos buen equipo y he de reconocer que sin ella esto no sería posible pues no soy un emprendedor, siempre tuve la ilusión de tener mi propia barbería pero soy muy consciente de que hace falta algo más que buenas manos para tener éxito y por fortuna ella vino con todo su bagaje profesional y eso que a mí me falta para poder dar este paso que hemos dado.

Por el momento tenemos que centrarnos en consolidar este concepto en Vigo y estaremos encantados de recibir a compañeros que quieran perfeccionar sus técnicas con nosotros, al igual que estamos deseando poner en marcha el “Barber Guest” y compartir jornadas laborales con aquellos que quieran pasar unos días en Shave the Sailor. Para salir de Vigo habrá ocasión si el calendario lo permite!

Por último y para terminar, Hasta ahora creemos que te ha ido muy bien en el mundo de la barbería y nos alegramos infinitamente de que así sea  ¿Qué le pides al mañana? .

Poder abrir cada día las puertas de nuestra barbería, llegar a ser un ejemplo a seguir en calidad y servicio de alta barbería, llegar a crear tendencia es un sueño que esperamos hacer realidad.

Muchas gracias Iván por sentarte con nosotros en el sillón del barbero de Soy Barbudo, la revista para los hombres auténticos.

VOLVER A SOY BARBUDO

2 comentarios en “Entrevista a Iván Rodríguez.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *